Como mejorar tus fotos 1ª parte.

(Si tienes unos conocimientos avanzados de fotografía probablemente lo que sigue en este manual ya lo sepas, aunque, tal vez, puedas encontrar detallitos que te ayuden, pero si lees esta introducción y te ves retratado en la historia… sigue leyendo que seguro que te resultará muy útil este pequeño documento).

-“¡Oh, vaya paisaje¡ ¡Menuda vista nocturna de la ciudad! ¡Esto me lo tengo que llevar a casa!”

Sacamos nuestra cámara digital de última generación, tan pequeñita y con tantísimas prestaciones la conectamos, la mantenemos ante nosotros con los brazos extendidos y encuadramos en la pantalla hasta que vemos esa toma ideal, ¡justo la que estamos buscando!
Sujetamos la cámara con decisión (nos han dicho que con poca luz hay que procurar que la cámara no se mueva… pero en esta plaza hay mucha luz) y apretamos el disparador con decisión.
Comprobamos el resultado de nuestra labor en la pantalla…
-“Perfecto. ¡Trabajo de profesional!… ¡mejor que la postal que vendían en el kiosco!”.
Seguimos haciendo fotos, ¡muchísimas, durante todo el viaje! (Como no se gasta carrete) y así nos llevamos un montón de recuerdos del mismo a casa.
Una vez allí, con las ganas de ver las imágenes conectamos la cámara a la TV o al ordenador y empezamos a pasarlas:
-“Que preciosidad de fotos. Esta que tome a las 11 de la mañana esta perfecta y esta… pero esta vista nocturna… ¡se ve muy borrosa! Y la que tomé en la carrera de coches… ¡si el coche se ve muy emborronado!… y la del interior de la iglesia… tan bien que se veía en la pantalla de la cámara y resulta que también esta borrosa y ¡oscura! ¡Si disparó el flash y todo!… ¡Mi gozo en un pozo!… ¡Si en la pantalla de la cámara se veía perfecta!… Pero bueno, tal vez con el “patachof” (ese programa fabuloso) pueda recuperarlas.”
 Después de un buen rato intentando hacer cosas con ese programa que hace milagros nos damos cuenta de que no… que el programa no hace milagros y que algo falla ya en la imagen… Y llegamos a dos conclusiones posibles.
A saber:
1. Esta cámara es una patata… ¡con lo que me ha costado!
2. Algo estoy haciendo mal… me faltan unos conocimientos mínimos para sacarle el partido a la cámara.

Pues bien, podría asegurar, sin miedo a equivocarme que en un 90 por ciento de los casos se trata de lo segundo. A una cámara, cualquier cámara, por sencilla que sea se le puede sacar muuuucho partido… ¡Pero si antiguamente se tomaban fotos con una caja de zapatos con un agujero!

Si, literalmente, una simple caja de zapatos con un agujero frontal y la película sujeta en la parte contraria.

 Bueno, aquí no vamos a aprender a hacer fotos con una caja de zapatos (aunque igual en alguno de los informes lo cuento ☺ ).
Lo que si que voy a hacer es daros una serie de consejos que seguro que os ayudaran a mejorar los resultados con vuestra cámara y en automático casi siempre, para que no os tengáis que calentar la cabeza.
 Así que eso, vamos allá y espero que le saquéis partido a esta serie de artículos que quiero ofreceros y con el que seguiré mañana.
¡Y si os gustan no olvidéis compartirlos, pinchando en los iconos de abajo, en vuestras redes sociales!
¡Gracias!
Lola Hidalgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *